Suscribir Newsletter Facebook Twitter



15°C
Capital Federal
Domingo, 19 de Noviembre de 2017

El héroe que todos quieren

By Luciana Palermo

Batman de Christian Bale
Batman de Christian Bale

Ni Superman, ni el Capitán América, ni Iron Man, ni el Zorro, ni siquiera el Chapulín Colorado, desde hace muchos años todos quieren a Batman. Será que la idea de un justiciero anónimo y enmascarado, que vigila Ciudad Gótica resulta encantadora?  O es su pasado trágico el que engancha a la gente? Como sea, ninguno vende como él. Y si lo pasamos al Cine (y voy a hablar sólo de los últimos actores que lo interpretaron, es decir, de los que yo conocí), me quedo con el Batman de Christian Bale.

Tengo mis razones, que paso a explicarles:

La primera sería que es un actor carismático, requisito que considero esencial para cualquiera que quiera interpretarlo. La segunda es que le impregna un dejo de melancolía, sin llegar a ser un amargado como el Batman de Ben Affleck.

Convengamos que un niño que fue testigo del asesinato de sus padres y sobrevive para convertirse en un adulto que busca Justicia, debe tener un dejo de reserva y tristeza. Si se lo piensa de otra manera, sería inhumano. Y quizá Batman nos guste tanto porque es un ser humano, común y corriente. Sin superpoderes, nativo del mismo Planeta que todos nosotros. Es millonario y se entrena permanentemente, eso sí. Pero al mostrar sus flaquezas, no se pierde del todo el sentido de la identificación con él. La tercera es que es un actor atractivo, característica que juega un rol fundamental a la hora de sus conquistas. A su genética agraciada, sumémosle esa parte misteriosa que el Batman de Bale también posee.

Además, si hago un repaso por los últimos, salvo Michael Keaton, no salvo a ninguno. George Clooney quedó en el olvido; Val Kilmer no me termina de cerrar y Ben Affleck, directamente, no me gustó en ese rol. Que es pesado como una cruz, aclaremos y lo mismo le debe pasar a los James Bond. Pero Batman es otra cosa, tiene otra mística. Genera más expectativa, se consume más y la elección de sus personajes termina en discusiones intensas entre sus fans.

Ignoro si mi breve análisis logró aclarar un poco las razones que nos llevan a quererlo así. Quizá este recorrido no deje de ser sólo una opinión personal y, en definitiva tengo que concluir que el amor a Batman es algo inexplicable. Como el amor que sentimos hacia cualquier ser humano. 

     

Tags: El héroe que todos quieren Luciana Palermo relatos cotidianos