Suscribir Newsletter Facebook Twitter



19°C
Capital Federal
Jueves, 27 de Abril de 2017

A mi maestra Raquel

By Luciana Palermo

A mi Maestra
A mi Maestra

Si bien el recuerdo de las maestras que tuve en la Primaria es generalmente agradable, la que tuve en tercer grado, fue la que mas quise.

Se llamaba Raquel y fue la encargada de recibirme en el Colegio nuevo. Como primero y segundo grado yo lo había hecho en una escuela de monjas, el nivel con el que ingresé era bastante alto. La maestra lo notó enseguida y en una reunión de padres me destacó como a su mejor alumna. Mas allá de mi respuesta académica, ella me apreciaba como persona y me lo hacía sentir. Recuerdo que cuando pasaba al pizarrón, elogiaba mi "originalidad" para resolver sus planteos y que en la Navidad de ese año, le pidió a mi mamá que me lleve a su casa para saludarme. No recuerdo si se brindaba así con mis otros compañeros; de hecho, años después nadie la citaba como a su favorita. Todos mencionaban a Dolores, la maestra que tuvimos en cuarto grado. Pero yo no tenía ninguna predilección por ella. Ni tampoco ningún recuerdo en el que ella me haya hecho sentir apreciada o especial.

Creo que nunca nos olvidamos a las personas que nos dieron cariño, especialmente cuando esto sucede en la infancia. Quizá por eso, los profesores de la secundaria ya son otra cosa y una podía sentir afinidad por uno más que por otro, pero no nos llegaban de la misma manera que los de Primaria.

Al menos, ese fue mi caso y todavía recuerdo con cariño a Raquel, mi maestra de tercer grado.

     

Tags: Luciana Palermo relatos cotidianos A mi maestra Raquel